martes, 3 de diciembre de 2013

Tonto el que lo diga

En un ratito se publicarán los resultados de PISA 2012. Pasará lo de siempre: manos a la cabeza, llanto y burla, oleadas de declaraciones, ríos de tinta… Nihil novum sub sole. Como los resultados: sólo de tontos o locos pueden esperar distintos resultados tras hacer lo mismo una y otra vez. De lo que nos vamos a hartar es de la inundación de estulticia en que nos van a sumergir los periódicos, haciéndose eco de declaraciones. Esto es una pequeña guía para detectar, sin gran esfuerzo intelectual, a los tontos. Uno pensaría que después de las dosis masivas de tontos que hemos sufrido, a los actores públicos les daría algo de vergüenza mostrarse como tales, pero si hay algo a lo que los tontos son inmunes es a la realidad y al sentido del ridículo. En fin, si oyen o leen cosas como estas, pueden decir, conmigo, tonto el que lo diga:

La gestión del partido X es responsable de los malos resultados.
En España, en los diez últimos años (los alumnos examinados en PISA a los 15 años en 2012 llevan 10 años estudiando la enseñanza obligatoria), y en ese tiempo España ha habido zonas donde ha habido gestión única de uno u otro partido, y zonas de gestión mixta. Si en ninguna de esas zonas ha habido cambios, o si en zonas gobernadas por el mismo partido hay cambios en distintas direcciones, pues ya me dirán ustedes. La gestión está transferida, y de momento es más importante el equipo de gestión que el partido al que pertenece.

Los recortes son culpables de los malos resultados.
Los recortes, según y como se hagan, pueden tener efectos a medio y largo plazo, pero rara vez en el corto. Además, si hacemos balance de los últimos diez años, la inversión ha crecido muchísimo. Y la falta de dinero rara vez tiene efectos generales, sino que afecta a unos colectivos u otros, y habrá que ver (y no es fácil, porque los efectos son pequeños) quién es el perjudicado. Pero, en general, esa declaración es una estupidez oportunista. Por cierto, recuerden que los alumnos se examinaron en mayo de 2012.

La política (tangencial) X tiene la culpa.
Los resultados de PISA son principalmente fruto del sistema, la gestión y el contexto. Políticas tangenciales como cuestiones de personal y otras medidas de alcance limitado tienen un efecto muy pequeño en los resultados. Cambios generales en el sistema sí tienen una influencia grande, pero en España no se han hecho en este tiempo.

España es equitativa (o España es menos equitativa que antes)
Los resultados de España no son equitativos. Si han oído otra cosa, les han engañado, lo siento. Decirlo hace años podría tener justificación, pero no a estas alturas. Si aceptamos que la equidad es la dispersión de los resultados (que ya es aceptar), en España la dispersión por la izquierda (es decir, entre los alumnos peores) es igual que la del resto de Europa o de la OCDE, pero la dispersión por la derecha (la de los alumnos mejores) es la segunda más baja del mundo. Cuando haces la media de ambas, pues te puede salir una dispersión baja en su conjunto, pero tienes que ser consciente de que toda tu equidad se basa exclusivamente en no dejar mejorar a los alumnos con mejores posibilidades. De igual manera, una disminución de la dispersión debida a un aumento de excelencia debe ser recibida como una buena noticia, no como una mala. La equidad se ha de conseguir mejorando los resultados de los alumnos con más dificultades, no impidiendo mejorar a los alumnos que pueden mejorar.

1 comentario: